Además de lavar y tallar bien tu cisterna cada 6 meses, la Secretaría de Salud también nos dice cómo puedes desinfectar el agua almacenada en la cisterna con ayuda de un sencillo método que consta de seis pasos.

1. Toma una botella de plástico grande, de aproximadamente 1 litro y hazle pequeñas perforaciones por toda la superficie. Te recomendamos utilizar un cautín o calentar la punta de un desarmador.

2. Compra una pastilla hipoclorito de calcio en trocitos o cal clorada, como se le conoce, y agrégala a la botella. Recuerda la siguiente fórmula: colocar una pastilla de cal clorada por cada 1,000 litros de agua en tu cisterna.

3. Cierra la botella con la misma tapa.

4. Amarra la boca de la botella con una cuerda que sea lo suficientemente larga para meterla al fondo de la cisterna. La cuerda tiene que ser larga para que el otro extremo quede fuera y puedas sacar la botella.

5. Mete la botella en la cisterna y deja que se llene de agua hasta que se sumerja en lo más profundo del lugar. La botella debe quedar parada. Déjala así y permite que la sustancia haga su trabajo de limpieza.

6. Una vez transcurrido cierto tiempo tendrás que sacar la botella de la cisterna y agregar más hipoclorito de calcio o cal clorada. ¿Cada cuándo vas a cambiar la pastilla? Muy fácil. Si tu cisterna es de 1,000 litros haz este proceso cada dos días; si es de 3,000 litros será cada seis días y si es de 5,000 litros será cada 10 días.

Recuerda que tu salud y la de tu familia es primero, por eso la recomendación de la Secretaría de Salud es un método garantizado, seguro y económico para llevar a cabo la limpieza de cisternas.


Fuente: gob.mx